lunes, 28 de abril de 2008

[Se viene una Semana al rojo vivo]

Se vienen momentos definitorios. En apenas 10 días, casi todo puede quedar determinado. Es que los cruces de Copa Libertadores y un choque clave en el Clausura dejará las cosas en claro: quiénes irán en busca del torneo continental y quiénes deberán conformarse con el doméstico. Para no perderse nada.

Boca tuvo una mala tarde en el Nuevo Gasómetro y se complicó sólo. El equipo de Carlos Ischia mostró su peor cara, cayó ante San Lorenzo y desaprovechó la chance de quedar a un pasito de la punta. Esta vez, la rotación al DT le salió mal. Y el miércoles deberá poner todo en el primer chico ante Cruzeiro por los octavos.

Sin embargo, no tendrá descanso porque el domingo se juega demasiado ante River. ¿Qué hará Ischia? ¿Pondrá suplentes y así guardar a los soldados para la definición en Brasil (se juega el jueves siguiente)? ¿Correré el riesgo? Está claro que el objetivo de Boca es la Libertadores y por eso jugaron los suplentes ante San Lorenzo. Pero, ¿arriesgará en el superclásico poniendo un equipo alternativo en la Bombonera?

El que no cambia es Diego Simeone. River no rota y por ahora los

números le cierran. Hasta aquí, la campaña es casi perfecta: metido en los octavos de final de la Copa y puntero del Clausura. Aunque los próximos días serán la gloria o Devoto. El cruce con San Lorenzo y el clásico con Boca definirán el ánimo en Núñez.

Tan importante son las horas que se vienen en River que el DT le dio la confianza a los mismos hombres. Una diferencia sustancial con su eterno rival: el equipo del Cholo no debe viajar. Pero el cansancio físico y la maratón de partidos, agregado a la presión de estos días, pueden complicar los planes del Cholo.

El que vive una situación similar es San Lorenzo. Ramón Díaz quiere la gloria en la Libertadores. Y apunta todo los cañones ahí. Por eso, el domingo guardó casi todo para el gran duelo ante River en el Gasómetro. Y fue perfecto: le ganó a Boca, ratificó su paternidad y se prendió en la lucha por el torneo. ¿Qué pasará si queda afuera del continente? De los tres equipos en juego, San Lorenzo es el que menos trauma tendría en caso de quedar eliminado.

Fanáticos del fútbol, a no tocar el control remoto. A mantenerse informado de todas las aristas que se viene. Una semana ideal para el amante de la pelota (incluidos los partidos de vuelta de la Champions League). A rodar.

7 comentarios:

Deuche dijo...

Trauma no, pero te parece que los hinchas de San Lorenzo no se mueren por ganar un torneo internacional de mayor prestigio? Un gusto como siempre, saludos

Martin[Noti-River] dijo...

buen post..hay mucho para ver en tv ..hoy a las 15.30 juega MAN UD vs BRAÇA.. terrible semana!

Gallinaceo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Garrincha dijo...

Tremenda la semana que nos espera. Con los clubes brasileños pasa lo mismo, aunque ellos no comenzaron el Brasileirao pero este finde se juegan las resoluciones de los estatales.

Un saludo!

@ Devo

Ya es efectivo el intercambio ;)

Círculo Sports dijo...

que semanita que se viene por dios. Partidazos, pero creo que van a ser todos trabados y muy aferrados a la táctica. Boca-River, Boca Estudiantes, la copa de por medio entre el cuervo y las gallinas. todo esta dado para el que logre salir medianamente parado d esto, se perfile como un aspirante serio a ganar todo



abrazo y visita circulo sports

Agrupacion Tradicional River Plate dijo...

En la página principal nuestra
www.tradicionalriver.com
se publicó una nota que creemos interesante sobre EL DILEMA DEL PAN Y LA TORTA. Los invitamos a leerla y a opinar sobre el dilema

Agrupacion Tradicional River Plate dijo...

Que contrariedad nos provocan los
hechos actuales.

Por un lado todo el ENTUSIASMO para ver el partido de mañana, confiando o anhelando -según el momento- en una victoria.

Pero que ASCO moral nos da enterarnos que el grupo "del Oeste" estaría en posesión de un paquete de entradas gracias a la "mano negra" de un dirigente del club vinculado al oficialismo, pero que en su afán por desplazar a José María Aguilar de la presidencia estaría intentando desestabilizarlo.

Y para peor, según Perfil, este personaje de la política riverplatense habría estado reclutando en los últimos tiempos a miembros de la hinchada de Almirante Brown